Segunda cartografía

Rosario Flores – Algo contigo

I) Ya pasaron dieciocho meses desde la primera entrega del Cabaret Literario la Coquette, fue en abril del 2020, es decir que alcanzamos la mitad del proyecto integral estimado en tres años de circulación de contenidos. Por esa razón de simetría, hemos realizado algunas modificaciones en el sitio; acomodos de secciones sensibilizando el paso del tiempo, facilitando la navegación y reordenando contenidos según los retornos que fuimos teniendo. La experiencia de trabajar en otros circuitos vedados para un escritor de mis años, de imprenta y manuscrito encuadernado -estar en la red sin red protectora, atravesar una nube virtual sin la estrella del Sur- ha sido una experiencia estimulante, que obligó a considerar el equilibro entre mirada retrospectiva de lo hecho y desafío de nuevas aventuras.

II) La cartografía original donde se decidió el grado cero de la idea Cabaret, se definieron objetivos literarios y de política cultural (así como la explicación del nombre del sitio) abandona esta primera zona de lectura; se desplaza mañana -o pasado sin falta- a la sección Archivos. Veremos, durante el próximo año y medio si aquellos propósitos excesivos se cumplen según la promesa; recuerdo haber escrito al respecto algunos párrafos felices, insinuando una estética vitalista, explorando mediante ejemplos clásicos las relaciones peligrosas entre inspiración de los poetas y espectáculo del cabaret real, más todavía cuando la escena se vuelve metáfora del mundo. El resto de lo ocurrido durante el accidentado viaje hacia final de la noche -todo Cabaret tiene un espectáculo visible y otras tramas secretas-, es cuestión de músicos, narradores, lectores confundidos entre espías dobles y ángeles azules.

III) Siendo pronto para hacer un balance definitivo de la experiencia, es lo mismo aconsejable hacer un diagnóstico de etapa intermedia y parada técnica en la ruta. Sin duda, cuando el último espectáculo baje de cartelera habrá un testimonio escrito de lo hecho en internet durante tres años; algunos días pienso que la novela de la empresa podría caber en un breve ensayo. Más allá de la opción y dificultades de participar en las nuevas tecnologías, diría que la experiencia resultó agradable; obligó a la tarea diaria de planificación del programa mensual, edición de trabajos de otros universos, búsqueda de partituras, contacto periódico con escritores uruguayos, esperando llegar a tiempo cada día 23 para lanzar la programación. Ello fue posible por la buena disposición literaria y eficacia paciente de Bruno Millán Narotzky, el diseñador a quien le doy las gracias. Por ahora, el dios Shiva Nataraja nos permite continuar la danza ritual con sus buenos auspicios.

IV) Lo vivido en los últimos tiempos trastocó todo el circuito editorial, desarmó tiempos de creación, equipos de distribución y la hora del lector; eso en relación a los libros y el resto parece una colección de títulos de ciencia ficción: hablo de la sensación de peste mundializada circulando, donde un virus es tan potente como el planeta Google, profilaxis del cuerpo individual con máscaras chinas en encierros, crisis del discurso científico, fracturas de sistemas políticos, retroceso a creencias primitivas y aceleración del transhumanismo. En los meses del Cabaret cerrado por órdenes superiores y confinamiento del personal, me dediqué a darle una segunda oportunidad a cuentos y relatos de décadas pasadas; mejorados en la medida de lo posible. Algunas novelas se fueron presentando en una cadencia de folletín; los trabajos universitarios -que tienen una vida más efímera que las mariposas, pudieron sobrevivir y quizá sean retenidos en futuras bibliografías.

V) Quienes conocen el sitio de antes, saben del funcionamiento y para los nuevos que se conectan, es oportuno recordar el índice de contenidos para guiarse en la búsqueda.

SEGUNDA CARTOGRAFÍA / Se rediseña la presentación general del sitio con ingresos nuevos a manera de información actualizada; se reitera la guía de funcionamiento facilitando la navegación y en esta ocasión evitamos multiplicar secciones yendo a lo concreto.

PROGRAMACIÓN DEL MES / El 23 de cada mes se envía una invitación sintética que llega sólo a la lista de inscriptos en el sitio. En la programación del mes nos detenemos detallando contenidos, con atención especial a los escritores Visitantes del mes. Se detalla la banda de audio, las músicas conectadas abriendo cada sección; play list ecléctica y personal renovable cada tres meses como en todo Cabaret que se precie.

EL CLUB DE LOS NARRADORES / Es el módulo dedicada a los cuentos en un orden distinto al de los libros originales y van apareciendo según el espíritu cambiante de cada entrega. Alguna vez fueron tres si son breves, la mayoría de las veces con uno o dos es suficiente. Los textos fueron restaurados en sus imperfecciones primeras, pertenecen a un dominio donde el autor se diluye, dando paso a narradores diferentes, que tienen sus propias obsesiones temáticas y estrategias narrativas heterodoxas.

VISITANTES / Es el acontecimiento inesperado en el plan original y todo comenzó en una charla con el amigo Jorge Musto; yo le contaba lo que era aún un proyecto de sitio web y él me comentó que tenía un texto que podía funcionar. La sugerencia de Musto fue luminosa: el Cabaret tenía que ser también los otros, de preferencia escritores uruguayos. Así expliqué y pedí colaboraciones a mis amigos de la agenda; luego recuperé referencias, vi videos de uruguayos leyendo, pedí correos mail. Se fueron sumando visitas y es sorprendente la variedad dando un panorama informal de la literatura uruguaya actual. La única condición es el deseo de participar, hay veteranos y jóvenes, plumas en plena vitalidad y maestros queridos que son espectros, pequeñas editoriales, poetas y narradores, nombres prestigio internacional y otros comenzando la aventura. A cada uno se lo expresé en su momento y quiero reiterarles mi agradecimiento; a quienes todavía no conozco, decirles que La Coquette les tiene una mesa reservada.

LOS RIOS FICTICIOS / Es la crónica informal de novelas y libros de cuento; algunas con crítica y otras traducidas, las hay que cruzaron su salida al mercado sin pena ni gloria y otras fueron olvidadas. Dos de las primeras salieron tal cual; luego, para las más extensas, la estrategia fue presentarlas por entregas mensuales. Quizá los lectores preciosos que nunca hallaron en soporte papel, los encuentren en pantalla versión pdf. Es estupendo tener esta oportunidad de no achacarle a nadie el silencio del retorno, nunca creí que pudiera existir lo fantástico que tenía el Aleph borgeano de la calle Garay en Buenos Aires. No excluyo incluir alguna sorpresa dentro de la sección en los próximos meses.

ASTILLERO / Aquí estaría el estadio embrionario de algunos proyectos, tanto de narrativa como de crítica literaria. Todavía están en la escritura del taller y laboratorio, los comités editoriales andan ocupados en otras cosas impostergables y puede que nunca lleguen al libro. A veces nos salteamos algunos meses en el avance, pero haberlo hecho circular ya es un compromiso y solo resta seguir adelante con disciplina hasta el último párrafo. La sección presenta dos partes, “la escritura en proceso” donde se presenta el texto visible y el “diario de la obra” que son los comentarios privados sobre los avances. El caso más reciente fue “Mi primer Felisberto”, reconstrucción de viejos apuntes, trabajo con intención docente; las apostillas son anexo introspectivo ayudando a la inteligencia del ensayo.

ENSAYOS CRITICOS / La vida de estudiante, los inicios en la actividad docente y el armado del CV para tener trabajo me llevaron a una actividad pública sobre los escritos de otros: ensayos, tesis, encargos, presentaciones, prólogos, coloquios y otras mesas redondas. Luego de tantos años -también lo digo por muchos colegas que frecuente- esa tarea tiene algo de pasión inútil; como si se diluyera en revistas olvidadas, grabaciones perdidas, copias carbónico devoradas por la polilla, imposibilidad real de consultar todos los sitios en línea. Dar clases fue mi oficio durante medio siglo, por eso quise rescatar algunas de esas divagaciones, en especial las que anuncian tribulaciones que luego se hicieron narración.

NOTAS, APOSTILLAS Y ANEXOS / A medio camino andado no tengo demasiado claro lo que ocurre en este apartado. Creo que se viene formando un corpus satelital de breves comentarios a cada texto, ya sea cuento -todos los cuentos, novela -cada una de las novelas- y trabajos críticos. Deben oscilar en un sitio intermedio entre una idea de la escritura, la biografía impregnada en la escritura y un panorama -junto a retratos de los Visitantes- de la literatura uruguaya en el período que nos tocó vivir.

ARCHIVOS / En La Coquette nada se pierde y casi todo se archiva. Aquí se encuentran los “diarios de la obra” de proyectos pasados por Astillero, cartografía original, programaciones de cada mes desde abril 2020 e índice de las bandas de audio.

VI) Queda pendiente pero nunca olvidada, una reflexión más extensa sobre ciertos aspectos presentados en la evaluación del proyecto, pienso en especial el cruce conflictivo entre lo escrito y las nuevas tecnologías. La oferta actual es inmensa e inabarcable, debo aceptar pensando en la lucidez que todo el circuito está alterado: el lugar del novelista en la sociedad, las políticas editoriales, el circuito comercial de lo que antes se llamaban librerías, la formación e impacto de influencia de la crítica periódica, el perfil del lector, el relato circulando en imágenes, la información en continuado, ese teléfono embrujado que siempre va conmigo. Ello se advierte -puede que en modo submarino- en la escritura de las ficciones que están siendo desmontadas en el taller. Uno nunca está seguro de tener las buenas respuestas, en las actuales circunstancias, quizá la astucia Dedalus consiste en formular las buenas interrogantes, que ya es toda una tarea. Una vez más, siguiendo el ejemplo de los maestros admirados, tomar el atajo de lo inesperado; considerar el Cabaret Literario La Coquette obra cerrada y autosuficiente, variante de antiguas enciclopedias y libros de arena, la bibliografía historiando el planeta Solarios y la memoria humana del androide Roy Batty: yo he leído “Lo imborrable”, “El libro del desasosiego”, “El doctor Faustus” y “Constelación del Navío”… escuché tangos de Julio de Caro con Galmés y Paternain… todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.

VII) Continuará…